Gaste $ 1,200.00 para obter frete grátis

Por EM Nutricion

Gen de la obesidad

¿Cómo saber si lo porto?

El gen FTO, cuyo nombre proviene de "Fat mass and obesity-associated protein", es conocido como el "gen de la obesidad". Juega un papel crucial en la regulación del metabolismo, el apetito y, en consecuencia, en el peso corporal y la predisposición a la obesidad.

La función exacta del FTO aún se está investigando, pero se sabe que las variaciones en este gen pueden afectar la manera en que una persona procesa los alimentos y almacena grasa, así como su sensación de hambre y saciedad. Por ejemplo, algunas variantes del gen FTO están asociadas con una mayor preferencia por alimentos ricos en calorías y una tendencia a comer en exceso, lo que puede llevar a un aumento de peso y un mayor riesgo de obesidad.

¿Qué estudios son necesarios?

Para saber si tienes la variante del gen FTO asociada con la obesidad (a menudo referida como el "gen de la obesidad"), necesitarías someterte a pruebas genéticas. Estas pruebas pueden ofrecer insights sobre tus predisposiciones genéticas, incluyendo aquellas relacionadas con el peso y la salud metabólica.

Aquí te dejo algunos pasos sobre cómo proceder:

  1. Consulta con un Profesional de la Salud: Antes de tomar cualquier prueba genética, es recomendable hablar con un médico o un genetista. Pueden orientarte sobre la utilidad y las implicaciones de las pruebas genéticas para tu situación específica.

  2. Elección de la Prueba Genética: Existen varias compañías y servicios que ofrecen pruebas genéticas que pueden identificar variantes del gen FTO. Algunas pruebas genéticas comerciales incluso te permiten conocer una amplia gama de predisposiciones genéticas más allá del peso, como respuestas a ciertos tipos de nutrición o riesgo de enfermedades.

  3. Realización de la Prueba: Generalmente, estas pruebas implican recoger una muestra de saliva o realizar un raspado de células de la mejilla con un kit que luego envías por correo para su análisis.

  4. Interpretación de los Resultados: Una vez que recibas los resultados, es crucial interpretarlos con la ayuda de un profesional de la salud que tenga conocimientos en genética. Ellos pueden ayudarte a entender qué significan los resultados en el contexto de tu salud y estilo de vida global.

Es importante recordar que tener una variante del gen FTO que incrementa el riesgo de obesidad no significa que desarrollarás obesidad de manera definitiva. La expresión de nuestros genes puede ser influenciada significativamente por nuestro estilo de vida, dieta, nivel de actividad física, y el ambiente, lo que significa que tienes la capacidad de influir positivamente en tu salud, independientemente de tu predisposición genética.