Por EM Nutrición

Vitamina B12, ¿qué tan importante es?

Parece que el estrés crónico se ha convertido en una parte natural de la vida, y la Organización Mundial de la Salud incluso lo llama la "epidemia de salud del siglo XXI". Aparte de las implicaciones para la salud física, el estrés crónico también aumenta el riesgo de depresión y ansiedad, mientras que los niveles continuamente altos de cortisol (hormona del estrés) afectan el área del cerebro responsable de regular las emociones y la memoria.

A medida que se realizan más investigaciones sobre el estrés y el estado de ánimo, se ha descubierto que los nutrientes de nuestra dieta pueden influir mucho en nuestro estado de ánimo, y un número creciente de investigaciones sugiere que la estabilidad del estado de ánimo puede verse influida por nutrientes clave como la vitamina B.

Las vitaminas B, y específicamente las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y B12, son esenciales para varias funciones corporales, y lo más importante en esta esfera, para la correcta absorción del fósforo en el torrente sanguíneo. El fósforo ayuda a facilitar la reparación celular y el crecimiento de tejidos en el cerebro y el cuerpo, promueve el desarrollo saludable de las células cerebrales y ayuda a mantener la memoria y las capacidades cognitivas, lo que lo convierte en una parte crucial de la función cognitiva. Las vitaminas B también ayudan al cuerpo a producir y sintetizar la serotonina, que se conoce como un estabilizador natural del estado de ánimo, que se cree que ayuda a regular la ansiedad y el estado de ánimo.

Las fuentes alimentarias de vitamina B-12 incluyen la carne de aves, de vaca y de pescado, y los lácteos. La vitamina B-12 también se agrega a determinados alimentos, como los cereales fortificados para el desayuno, y está disponible como suplemento oral. Pueden recetarse inyecciones o un atomizador nasal de vitamina B-12 para tratar la deficiencia de esta vitamina.

Las personas que siguen una dieta vegetariana o vegana podrían ser propensas a la deficiencia, ya que las verduras no contienen vitamina B-12. Los adultos mayores y las personas con afecciones del tracto digestivo que afectan la absorción de nutrientes también son susceptibles a la deficiencia de la vitamina B-12.

Si no se trata, la deficiencia de vitamina B-12 puede causar anemia, fatiga, debilidad muscular, problemas intestinales, daño en los nervios y trastornos del estado de ánimo.

La cantidad diaria recomendada de vitamina B-12 para adultos es 2,4 microgramos.