Gasta $ 1,200.00 para obtener envío gratuito

Por EM Nutrición

Body goals ¿buenos o malos?

En la actualidad, la sociedad occidental y los medios de comunicación de masa se han encargado de darle un sentido vanidoso y de valoración exagerada a la belleza física, y han generado que ésta sea un valor social agregado, dejando a un lado las características inherentes a la personalidad.

Las mujeres son las más afectadas, por ser las más bombardeadas por la publicidad para ser súper delgadas, con un rostro perfecto y una juventud eterna. Sin embargo, en los últimos años, el hombre también viene recibiendo este tipo de presión social, al tratar de alcanzar los cánones de belleza impuestos por la sociedad de ser fuertes, dinámicos, musculosos, altos y guapos. 

La búsqueda desesperada por alcanzar la belleza física de moda ha llevado a que tanto hombres como mujeres, desafíen su cuerpo y lo sometan a innumerables transformaciones. Todo esto crea conductas obsesivas que ponen en riesgo la salud tanto física como mental. Estas afectan la autoestima, desencadenando trastornos de la imagen corporal. La anorexia y la bulimia son los trastornos más conocidos y se caracterizan por un temor a verse gordo. En los últimos años, se ha identificado la presencia de un trastorno denominado vigorexia que, se caracteriza por la preocupación por aumentar de peso, mediante el desarrollo de la musculatura, al contrario de los mencionados anteriormente. Todos estos trastornos traen consecuencias severas para la salud, e incluso, al no ser atendidos a tiempo, podrían causar la muerte.

Algunos consejos para prevenir este mal
•    Mantener una alimentación equilibrada y variada, actividad física y recreación.
•    Entender que cada persona tiene una contextura corporal diferente por genética.
•    Entender que los medios utilizan como imágenes a modelos, deportistas y actores, que se alejan del común de la población y son patrones pocos saludables.
•    Es importante mantener un peso adecuado y auto valorarnos positivamente, para no caer en una visión errada de nuestra imagen corporal y afectar nuestra salud.
•    Tener presente siempre, que todos los cuerpos son distintos, y que debemos aceptarnos tal y como somos

La belleza depende de la mirada del observador y que para estar bien, sólo debemos sentirnos bien con nosotros mismos.